Incontables cervezas servidas

Innumerables brindis en barra

Infinitas tapas compartidas

Una taberna de toda la vida